ENCUENTROS Y DESENCUENTROS

Cuando un periódico le encarga a un escritor una columna nueva, por mucho que el venturoso columnista sea un perfecto desconocido, zoquete o talibán, si éste, además, cuenta con la suerte de que vaya ese maravilloso espacio en blanco que le han ofrecido acompañado de una foto, ya que, además de representar más espacio, que se supone que es lo que llama más la atención de los lectores, pues, si la suerte le brinda algo aún mayor, es decir, que le conceden acompañar sus escritos las ilustraciones de  un artista, de un ( o una) ilustrador, pues eso ya es una suerte realmente mayor, al menos en la mayor parte de los casos. Y así ha sido -y por todo lo alto- la colaboración -más bien confabulación- que se fraguó con Ignot en nuestro paso por Cultura/s. (John W. Wilkinson)